"Concejo abierto"

un espacio en internet para la información interactiva, la participación, el debate y la creación. "Donde se confunde lo local con lo global…"


Deja un comentario

Artículo censurado de Lucía Etxebarria sobre Cristina de Borbón.

Noticia original: http://cuentamelo.net/EspirituLibre/2013/04/04/articulo-censurado-de-lucia-etxebarria-sobre-cristina-de-borbon/

Infanta Cristina

La Infanta Cristina recibía de Aizoon cada semana entre 600 y 700 euros por unos servicios que no se han llegado a detallar.

La hija del Rey cobraba de la inmobiliaria por la presentación de facturas como si fuera un proveedor más. La Infanta, según el sumario, ganó en tres años a través de esta empresa no menos de 510.000 euros. La Infanta tenía que saber que Aizoon no había alquilado ni vendido un piso en su vida.

Aparte, la Infanta Cristina recibía 72.000 euros del Rey y cobró 250.000 de La Caixa en 2004. La infanta Cristina es directora del Área Social de la Fundación La Caixa, entidad para la que se supone que trabaja, aunque viva en Guachintón y no acuda a oficina ninguna.

Según afirman la Fiscalía , el abogado y su marido, la infanta Cristina sufre cierta disminución psíquica, o quizá es analfabeta.

Porque una mujer que firmaba cuentas anuales y presentaba cada semana facturas de 600 euros firmadas por ella misma a una sociedad inmobiliaria que en la vida alquiló o vendió un piso, y no se dio cuenta de que era una tapadera fiscal, no está, evidentemente, en pleno uso de sus capacidades. O quizá no sabe leer.

Si la infanta Cristina es disminuida psíquica o analfabeta -como afirman su marido, el abogado de su marido y la Fiscalía Anticorrupción- que alguien me explique a santo de qué es Directora del Área Social de la Caixa y por qué cobra 250.000 euros anuales por un trabajo que, está claro, no está en condiciones de realizar.

Según su abogado, y según su propia declaración, el cociente intelectual de Iñaki Urdangarín debe rondar los 70 puntos dado que firmaba papeles que le incriminaban pero él no tenía ni idea de lo que firmaba. Y además, tiene un problema cognitivo muy serio porque no recuerda prácticamente nada de lo que hizo hace dos años.

Por cierto, Iñaki es sordo, o eso alegó cuando se libró de la mili. Si Iñaki Urdangarín es bobo y no tiene siquiera acabada la carrera de empresariales, aparte de tener un serio problema cognitivo, que alguien me explique por qué trabaja en Telefónica con un sueldo de 1,4 millones de euros anuales y por qué Telefónica le paga su mansión en Guachintón, los colegios de los niños y los viajes a España. O sea, en total, dos millones de euros anuales.

Si Iñaki Urdangarín es más corto que el pelo de Sinéad O’Connor, como según él mismo se presenta, y tiene un serio problema cognitivo de ubicación en el espacio-tiempo, no me explico por qué se le pudieron conceder 17 MILLONES DE EUROS del erario público por la cara sin necesidad de que se presentara a concurso público alguno.

Y en fin, si respecto a Iñaki Urdangarín ha reconocido el propio Rey que le pidió a César Alierta en su momento que alejara a su yerno de España y del escándalo que se avecinaba, es evidente que tanto el Rey como el Presidente de Telefónica son culpables de haber encubierto un delito.

El argumento de “nos sale más barato tener Familia Real que un presidente de la República ” no se sostiene, dado que el mantenimiento de la tal Familia nos sale a todos los españoles por un pico:

Los Presupuestos detallan un gasto de 25 millones, pero mantienen en secreto las partidas que pagan los ministerios de Hacienda, Interior y Defensa. A ello hay que sumar 34 millones para conservación de palacios y jardines (Por cierto: se consumieron en el ejercicio 2010-2011 unos 8,5 millones de kilovatios de electricidad y unos 27 millones de euros de gas, así como 0,2 millones de litros de agua. Se recibieron unas 700.000 llamadas telefónicas y se ingresaron hasta 1,8 millones de euros por la venta de un helicóptero que estaba en leasing. Se gastaron unos 120.000 euros en limpiar candelabros, otros 16.800 en instalar un sistema para proteger las botellas de vino de las bodegas de palacio y otros 550.000 en una sala privada de cine. Para que os hagáis una idea).

Pero incluso si se sostuviera ese argumento de que ” la Monarquía nos sale muy barata” (que no se sostiene por parte alguna) díganme ustedes si es moral que tengamos que mantener los dispendios de unos señores entre todos solo porque nacieron en una familia y no en otra.

– Cuando tenemos un Rey que por lo visto encubre delitos y cuya fortuna de 1.790 millones de euros nos resulta cuanto menos sospechosa, dado que siempre nos han contado que la Familia Real española carecía de recursos económicos propios; que durante el exilio sobrevivieron gracias a la ayuda de las familias monárquicas; y que, tras la coronación de Juan Carlos I, los Borbones se mantenían con fondos del erario público y eran un ejemplo de austeridad en comparación con otras casas reales.

– Cuando su esposa, la Reina Sofía , no tuvo reparos en confesar a Pilar Urbano (numeraria del Opus Dei), para que lo publicara en el libro La Reina muy de cerca, que está en contra del matrimonio entre homosexuales, el aborto y la eutanasia, pero a favor de la impartición de clases de religión en las escuelas, es decir que está en contra de la mitad de los ciudadanos españoles, los cuales, naturalmente, están en su derecho de no reconocerla como “su” Reina.

– Cuando la hija mayor, Elena, cae mal a todo el mundo, es famosa por su mala leche y no nos representa en ninguna parte.

– Cuando su hija menor, Cristina, según nos cuenta su propio marido, el abogado y la Fiscalía Anticorrupción , ronda el cociente intelectual de una niña de dos años, dado que ni siquiera es capaz de leer lo que firma, y se ha casado con un señor que se reconoce a sí mismo también como un débil mental, a quien le engañan con un dos de pipas.

– Cuando su hijo, el Príncipe, ni cae ni bien ni mal sino todo lo contrario, pero fama de listo no tiene precisamente.

– Cuando resulta que la única que cae bien de la Familia (pero que no lleva sangre de la Familia ) parece que lleva tiempo enferma, pero nadie nos lo quiere confirmar.

– Y cuando nos han dejado claro que, por ser quienes son, les colocan en puestos para los que no están ni de lejos capacitados, y les regalan dinero del erario público en cantidades bochornosas sin que tengan que pasar por concurso público ninguno. ( La Infanta Elena cobra 200.000 euros anuales por “integrar laboralmente a personas discapacitadas y niños con problemas de exclusión”. ¿No habrá personas con más formación y con salarios más económicos para este empleo? ¿Qué sabrá la infanta de integrar laboralmente a personas discapacitadas que no sean miembros de la realeza?).

O sea, que les tenemos que mantener porque tienen unas niñas muy monas que quedan muy bien en las fotos. Y no porque nos salgan más baratos que una República, porque resulta que nos salen carísimos. Pues resulta que yo tengo una niña preciosa y fotogénica y mis impuestos al día. Dado lo cual, me postulo para Reina, Princesa o Infanta ya mismo.

Y todavía no he acabado la diatriba, que conste. Lista de las facturas personales que constan en el sumario del caso Nóos. En esto se gasta la infanta los impuestos de los españoles:

– Gastos de los móviles de la familia: 16.000 euros en cinco años (¿llamaban a Pekín cada tarde o qué?).
– Alquileres de coches: 48.000 euros.
– Catering de comida japonesa para una fiesta: 5.000 euros.
– Acondicionamiento de la bodega del palacete de Pedralbes: 30.000 euros. Compras de partidas de vino de Baigorri (6.500).
– Más de 6.000 euros por estancias en hoteles de Roma, África y Estados Unidos.
– 2.114 euros de vuelos entre Minneapolis y Baltimore.
– Una vajilla de 1.741 euros y compras personales de la propia Cristina de Borbón.

…Y no sigo con toda la lista porque el sumario tiene 4.000 folios. Todo esto, claro, pagado con dinero público, y no precisamente el dinero que España paga al Rey “para el mantenimiento de su casa y su familia”.


Deja un comentario

Aguantamos hasta que ya nos dejaron desnudos

 

 

 

 

 

 

 

 

Leido en: http://www.lacronicadeleon.es/2012/08/31/fotografia.html

 

UNA IMAGEN Y 232 PALABRAS

Se han levantado los poetas contra la cruda realidad que se vive en Ciudad Juárez. Han desempolvado la palabra libre que les había caracterizado en tiempos al grito y la memoria del viejo poema: “Primero vinieron a por los judíos y no dije nada, porque yo no era judío. / Después vinieron a por los comunistas y no dije nada, porque yo no era comunista…”.

En el camino de los poetas hacia sus escenarios pasaron hablando de Ciudad Juárez por delante de este cartel y de este escaparate. También por delante del muñeco que parece querer llamar la atención por si los cuerpos desnudos de los maniquíes no nos han impresionado, no nos obligan a desempolvar otras viejas reivindicaciones, las olvidadas solidaridades…

Como si el muñeco recitara que “cuando los poderosos vinieron a por los ganaderos yo no dije nada porque yo no era ganadero. Después vinieron a por los agricultores y no dije nada porque no era agricultor. Más tarde apretaron a las tiendas de siempre hasta dejarlas desnudas pero yo tampoco dije nada porque compraba en los grandes almacenes de las multinacionales…”.

Ellos pusieron el cartel de ‘se traspasa’ cuando venían a por mí, no quedaba nadie que me defendiera más que otro viejo poema: “Al río que todo lo arranca lo llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime”.

MAURICIO PEÑA Y FULGENCIO FERNÁNDEZ


3 comentarios

NO AL FIN DE LAS JUNTAS VECINALES

http://juntasvecinalesdeleon.blogspot.com.es/

En defensa de lo comunal

Tribuna del Diario de León, 7/8/2012.- José Serrano Cepedano. Doctor en Historia Económica por la UAB y autor de varias obras sobre bienes comunales.
El día 13 de julio del 2012 puede pasar a la historia como uno de los días más nefastos para la provincia de León. El anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local prevé la desaparición de las Entidades Locales menores que pasan a ser absorbidas por los Ayuntamientos, que también se quedarían con los bienes de los pueblos. Aunque detrás de estas medidas se argumenta la racionalización de la administración, visto el nivel de endeudamiento de los Ayuntamientos no sería descartable que estas propiedades acabasen vendidas al mejor postor, como ya ocurrió hace un siglo y medio. Es decir, los pueblos leoneses estuvieron a punto de perder sus propiedades con las desamortizaciones puestas en marcha a lo largo del siglo XIX para reducir la deuda del Estado.
Primero, la desamortización eclesiástica de Mendizábal (1837) puso en venta los bienes de la Iglesia. Sin embargo los pueblos se vieron privados de bienes que aprovechaban colectivamente como «cotos redondos», «dehesas de labor» o montes pertenecientes a monasterios como los de Sahagún Carracedo, Gradefes o Carrizo de la Ribera y que fueron comprados por burgueses y especuladores. Aunque éstos continuaron arrendándolos a los pueblos, impusieron nuevas condiciones, a veces abusivas; un ejemplo de lo ocurrido es Villaverde de Sandoval, comprado de forma fraudulenta por G. Balbuena y que derivó en un conflicto de orden público, al quedar excluidos de los aprovechamientos la mayor parte de los vecinos. No obstante, también los pueblos se valieron de la ocasión para comprar de forma colectiva montes y propiedades comunales.
De nuevo a mediados del siglo XIX, con un Estado fuertemente endeudado, Pascual Madoz, ministro de Hacienda, puso en venta los llamados bienes de propios; es decir, bienes cuyo aprovechamiento era cedido por el concejo a particulares a cambio del pago de un canon. Al amparo de esta desamortización fueron enajenados molinos, fraguas, cantinas, quiñones, cotos boyales o montes de aprovechamiento común. No obstante, en León, en comparación con otras provincias españolas, la superficie de comunal vendida durante el siglo XIX fue mínima. La principal razón de ello es que, al ser los comunales básicos para las economías campesinas todos los sectores sociales se aliaron para impedir su venta. A través de estrategias legales como las «solicitudes de excepción» de la venta, o «ilegales» como la violencia contra los compradores o las quiebras fraudulentas, los pueblos impidieron muchas ventas. También hubo ocasiones en las que los pueblos conservaron su patrimonio comunal porque los vecinos, comprometiendo sus capitales, compraron colectivamente bienes subastados, los cuales posteriormente eran escriturados a favor de las Juntas vecinales.
También durante el XIX los pueblos fueron desposeídos de comunales con la desamortización de foros y censos y con la «abolición de los señoríos», resuelta de forma muy favorable a la nobleza al reconocerle la propiedad plena de montes y fincas por las cuales los pueblos pagaban rentas señoriales. De hecho, cuando en 1931 la Ley de Bases de Reforma Agraria republicana preveía la abolición de los señoríos y el rescate de los comunales de los pueblos que un siglo antes habían sido vendidos o usurpados al amparo de la desamortización, diversos pueblos de León acudieron al Instituto de Reforma Agraria a reclamar, siendo destacado el caso de Villamor de Riello defendido por el insigne D. Vicente Flórez de Quiñones.
Durante el siglo XIX no sólo les fueron arrebatadas a los pueblos propiedades comunales, sino que el Estado liberal intentó despojar a los concejos y a los vecinos de la gestión de sus bienes comunales. Por un lado, con la creación de los municipios en 1812, las leyes únicamente reconocían a los ayuntamientos, columna vertebral del caciquismo, como interlocutores entre los pueblos y la Administración. Posteriormente, a través de diversas leyes se determinó que la administración de los comunales y montes «públicos» era competencia de los Alcaldes municipales y ayuntamientos y no de los concejos de vecinos. Una de las consecuencias es que las Juntas administrativas o vecinales se vieron privadas de competencias para castigar a quienes cometiesen infracciones en la utilización de los recursos comunales. No obstante, a pesar de que administrativamente se despojó a los «concejos de vecinos» de competencias y se intentó desposeer de todo valor legal a la costumbre y a las ordenanzas concejiles, los pueblos siguieron defendiendo y aplicando el ordenamiento comunitario.
Por otro lado, y en lo que se refiere a la gestión de los montes de los pueblos, a partir de 1853 ésta pasó a ser tutelada por los Ingenieros de Montes. A partir de ese momento, se prohibieron y castigaron aprovechamientos tradicionales como las roturaciones y el pastoreo, considerados dañinos para el monte; incluso, a partir de 1876 se encargó a la Guardia Civil las tareas de guardería forestal. A pesar de la represión, el intento de los ingenieros de montes de promover un monte productor de madera a través de repoblaciones y ordenaciones fracasó y tuvieron que limitarse a cobrar el 10% de la tasación de los aprovechamientos tradicionales (ganadería, ramón, leñas y roturaciones). Los ingenieros no pudieron salirse con la suya porque los vecinos resistieron y rechazaron la ingerencia exterior, la cual ponía en peligro sus medios de vida y su supervivencia que dependía de los aprovechamientos en los comunales.
Si hoy en día en León, en pleno siglo XXI, se mantienen los comunales es porque los vecinos las defendieron con «uñas y dientes» frente a las embestidas del Estado liberal. Esos bienes de los pueblos hoy vuelven a estar en peligro, casi por las mismas razones que el siglo XIX: un Estado endeudado y unas instituciones políticas en manos de gente que las ha venido utilizando en provecho propio. A diferencia del pasado, hoy los comunales ya no son fundamentales en la economía leonesa, ya que cada día menos gente vive de la agricultura y de la ganadería. Sin embargo, los comunales son un legado de nuestros antepasados que hoy nos toca defender a nosotros. Con una economía en manos de especuladores, se corre el riesgo de que los montes y las propiedades de los pueblos acaben vendidos a precio de saldo; es más, lo peligroso es que hoy con una economía globalizada estas propiedades acaben en manos de empresas extranjeras y que acabemos sintiéndonos extraños en nuestra propia tierra.
                           Tfno: 633 23 79 26

Leido en: www.obierzoceibe.blogspot.com

RESISTENCIA HISTÓRICA DE LAS JUNTAS VECINALES BERCIANAS

Por Xabier Lago Mestre.
La dinámica reformadora del Gobierno central no tiene límite. Recientemente los medios de comunicación han informado de la intención política de eliminar las juntas vecinales del Estado. Se pretende llevar a cabo este proceso de supresión institucional mediante el proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local que deberán aprobar las Cortes Generales. Esta futura Ley pretende fortalecer las diputaciones provinciales, así como eliminar las mancomunidades municipales y las entidades locales menores. Este proceso reformador tiene mucho de centralizador ya que refuerza los órganos de gobierno provincial frente al municipalismo.
 
NUESTRA TRADICIÓN INSTITUCIONAL.
Las entidades locales menores se denominan tradicionalmente en la región berciana  juntas vecinales o pedanías. Estas institucionales históricas, de origen medieval, derivan de la organización propia de los concejos rurales (concellos en idioma gallego-berciano) que comprendía los pedáneos (vigarios, maiordomos…) y las juntas vecinales (xuntas veciñais) como asamblea deliberativa y decisoria de los cabeza de familia. Las juntas vecinales debatían y aprobaban su propia normativa general de obligado cumplimiento, conocida como ordenanzas concejiles (dereito consuetudinario). Estas ordenanzas regulaban la actividad política, festiva y agro-ganadera. Por su parte, los pedáneos tenían semejanza con los actuales alcaldes aunque con menores competencias gubernativas, judiciales y sancionadoras con ltidades locales menores, a imposición de multas vinales.
Estas peculiares instituciones populares, que son nuestras juntas vecinales, siempre fueron objeto de los ataques de otras instituciones contrapuestas, caso de las señoriales que defendían el poder privilegiado y antidemocrático. Los señores feudales de la región berciana (laicos, eclesiásticos o monásticos) intentaron a lo largo de los siglos restringir la autonomía de las juntas vecinales mediante diversos mecanismos (elección de cargos, veto de los elegidos, apelación a la justicia señorial superior, incumplimiento de las resoluciones, fuerzas, abusos…). A pesar de los ataques señoriales, la autonomía de los concejos rurales logró cierto dinamismo secular en defensa de sus intereses comunitarios (montes, pastos, regos, searas, veceiras…).
 
SUCESIVOS ATAQUES LIBERALES AL COMUNITARISMO RURAL.
La revolución liberal del siglo XIX supuso una nueva etapa en la amenaza de la autonomía de las juntas vecinales. Recordemos que la política liberalizadora del mercado de la tierra, a través de la desamortización, afectó tanto a las tierras monásticas como a los comunales de los concejos. Por lo que se refiere a la nueva ordenación territorial del Estado, se crearon las provincias liberales, por mor de la política institucional centralizadora. Esto supuso la eliminación de los reinos y las provincias del Antiguo Régimen. En nuestro caso, perdimos definitivamente la provincia de El Bierzo que había pervivido durante los siglos XVI al XVIII. Tras la supresión de los señoríos se crearon partidos judiciales y ayuntamientos constitucionales. Las antiguas villas, señoriales o realengas, pasaron a ser cabeza de los municipios (Villafranca, Ponferrada, Bembibre, Toreno…) pero perdiendo sus regidores perpetuos.
La creación de los municipios liberales supuso cuestionar la existencia de los concejos rurales bercianos (aldeas, lugares, barrios, vilares, casaríos…). Las sucesivas leyes municipales obligaron a los pueblos a competir entre ellos por la capitalidad, la población y el territorio.  Así, la Ley municipal de 1856 establecía un mínimo de 100 vecinos para conseguir el ayuntamiento constitucional, mientras que la Ley de 1870 elevaba el límite a los 2000 habitantes.
 
SOMETIMIENTO DE LOS PEDÁNOS.
Los ayuntamientos constitucionales y las autoridades provinciales pretendieron someter a su poder político los concejos rurales de su municipio restándoles autonomía. La Ley Municipal de 8 de enero de 1845 permitía que los llamados alcaldes pedáneos fueran nombrados por el gobernador provincial por un período de dos años, y la de 1856 permitía la intervención de los alcaldes constitucionales en la elección de pedáneos. La Real Orden de marzo de 1862 sólo reconoce a los pedáneos funciones gubernamentales. Habrá que esperar a  la sentencia del Tribunal Supremo, de 6 de septiembre de 1866, para que se admita a los pedáneos competencia en materia judicial.
El jurista Elías López Morán nos informa, en su libro Derecho Consuetudinario de España (1886), que incluso un informe del Consejo de Estado de 1875, “impulsado por el afán inmoderado de centralizar, característico de nuestra época”, decretó que las juntas administrativas carecían de jurisdicción, prohibía la aprobación de ordenanzas concejiles y permitía la inspección administrativa de los ayuntamientos sobre las juntas vecinales.
Por su parte, la Ley Municipal de octubre de 1877 fija el capítulo llamado “De la administración de los pueblos agregados”. En el artículo 90 leemos que “los pueblos que, formando con otros término municipal, tengan territorio propio, aguas, pastos, montes o cualesquiera derechos que les sean peculiares, conservando sobre ellos su administración particular”. Se permitía la elección directa de las llamadas “juntas administrativas” formadas por un presidente y 4 vocales (en caso de 60 o más vecinos) o 2 (con menos de 60 vecinos).
Nuevos ataques a las juntas vecinales se producen con la sentencia del Tribunal Supremo de 1 de junio de 1894. Esta resolución judicial favorece a los ayuntamientos frente a las juntas administrativas. “Las juntas administrativas no pueden invertir por si los productos de los bienes pertenecientes a los pueblos agregados, ni concertar la inversión con los respectivos ayuntamientos (…)”. Tampoco se admiten presupuestos de las juntas vecinales, sólo existirán legalmente los de ayuntamientos.
En los debates parlamentarios sobre el proyecto de reforma local de 1908 de nuevo se cuestionaron los concejos abiertos de las juntas vecinales. El político castellano Santiago Alba defendió los llamados entes locales menores, “que allí donde existan estas instituciones, que representan una tradición secular en Castilla, sean respetadas (…)”. Otro tanto hizo el diputado leonés Azcárate, que criticó la denominación de Anejos para las juntas vecinales, “el anejo no es eso, sino que se trata de Ayuntamientos establecidos en aldeas y lugares esparcidos por el territorio, que ninguno de ellos puede considerarse anejo de otro (…)”.
El Estatuto Municipal de 8 de marzo de 1924 refuerza el reconocimiento jurídico de las juntas vecinales. Permite que éstas consigan la titularidad de los terrenos comunales, incluso de los apropiados anteriormente por el Estado. De ahí que las juntas vecinales bercianas hagan un esfuerzo por el reconocimiento legal de sus bienes.
 
ATAQUES DEL RÉGIMEN FRANQUISTA.
No podemos pasar por alto los ataques que sufrieron nuestras juntas vecinales bercianas por el régimen franquista. Nos referimos concretamente a los efectos perniciosos de la política forestal forzosa. Numerosos pueblos bercianos protestaron y rechazaron la intervención exterior en sus bienes forestales. Estos fueron los casos de Perexe y Candín (año 1946), Páramo del Sil (1955), Sésamo o Veiga de Espiñareda (1957) entre otros muchos. En el caso de  Marrubio (1956), la documentación oficial indica que “se presentaron como unos cuarenta vecinos de ambos sexos, armados con palos, hoces y otros objetos de labor, insultándoles y amenazándoles, viéndose obligados a suspender la plantación de referencia (…)”. Las protestas populares eran consecuencia de unas obligadas repoblaciones forestales de pinos que impedía el aprovechamiento vecinal de pastos y leñas. En algunos casos incluso se produjeron intencionados incendios forestales sobre las nuevas plantaciones forestales.
Para rematar, comentar que con toda esta información histórica hemos pretendido analizar los sucesivos ataques a las juntas vecinales. El poder político favoreció jurídicamente a los ayuntamientos frente a las juntas  vecinales, y económicamente se intentó eliminar sus recursos naturales, casos de las desamortizaciones de tierras o las expropiaciones de sus montes por el régimen franquista. La resistencia secular de las juntas vecinales debe ser un ejemplo a seguir ante el actual proceso político de eliminación de nuestras juntas vecinales bercianas.
O Bierzo, julio de 2012.

www.obierzoceibe.blogspot.com

En relación  este proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local que está impulsando el gobierno del Partido Popular se están realizando una serie de recogidas de firmas para intentar condicionar y paralizar este proyecto.

Una de estas iniciativas populares se concreta en la recogida de firmas para solicitar plenos en cada ayuntamiento en el que se concrete su apoyo a las Juntas Vecinales.

Os dejo el siguiente enlace en el que a través de un blog podéis  sumaros a la causa.

http://juntasvecinalesdeleon.blogspot.com.es/2012/07/recogida-de-firmas-para-solicitar.html

RECOGIDA DE FIRMAS PARA SOLICITAR PLENOS DE APOYO A LAS JUNTAS VECINALES

En la columna de la derecha hemos incluido para su descarga un documento con la plantilla y el texto necesarios para solicitar que cada ayuntamiento convoque un pleno en el que se respalde a las Juntas Vecinales o concejos. Más adelante probablemente se inicie una campaña popular de recogida masiva de firmas, pero en ese caso avisaremos en este blog, en el grupode Facebook,  y en los medios de comunicación.
Tampoco os olvidéis de firmar en la recogida “virtual” de Change.org, porque nos quedan menos de 200 para llegar a 1000. Por favor, difundid las dos iniciativas todo lo que podáis.
Por último podéis descargaros el PDF que abajo acompaño con un modelo que está circulando por todo león, en el que también se puede leer un manifiesto en defensa de los ayuntamientos y entidades locales menores en Castilla y León, y en el que podemos sumarnos a la campaña con nuestros datos personales y firma. Estas firmas deberán posteriormente remitirse a la Presidencia del Gobierno en Madrid.
Remitir a : Presidencia del Gobierno, palacio de la Moncloa, 28071 MADRID

manifiesto apoyo Juntas Vecinales


Deja un comentario

133º – Foro para el Diálogo y la Expresión de Nuevas Utopías (Amayuelas de Abajo)

Estimadas amigas y amigos.


Ha pasado un año del 15M y, aunque pueda parecer lo contrario, los movimientos sociales que emergieron en la primavera del 2011 siguen presentes.
En un contexto cada vez más complejo se han ido transformando, consolidando y siguen trabajando. La campaña contra los recortes en sanidad y  educación, la negación al pago de la deuda de los bancos, la lucha contra los desahucios, la ILP sobre la dación en pago de la hipoteca y otras nuevas lineas de trabajo planteadas en el 12-15M son sólo algunos de sus objetivos.

Ellas y ellos, en su mayoría jóvenes, han hecho el esfuerzo de acercarse a Amayuelas para compartir con nosotros sus propuestas. Por eso  os pido, que de nuevo nos  acompañéis este viernes. Será muy interesante.

Viernes 25 de mayo de 2012
Amayuelas de Abajo (Palencia)

TEMA:  “ Propuestas transformadoras ante un modelo de desarrollo que no responde a las necesidades humanas”

PONENTES: Representantes de PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA HIPOTECA, MOVIMIENTO 15M y DEMOCRACIA REAL YA.

HORA: 20:30 de la tarde

INSCRIPCIONES: 979154161 – amayuelas@nodo50.org   –       979880534 –carrión@cdrtcampos.es

ORGANIZA : CIFAES – UNIVERSIDAD RURAL PAULO FREIRE EN TIERRA DE CAMPOS Y   C.D.R. CARRIÓN DE LOS CONDES

A un año del 15M, de la ebullición de una sociedad civil que parecía dormida, en las plazas de todo el mundo y especialmente en España; los movimientos sociales, que en ese momento nos llenaron de esperanza, siguen trabajando. Con menor visibilidad, con menor cobertura mediática y con formas de acción diversas se mantienen presentes.

Pequeños y grandes colectivos unidos en torno a problemáticas concretas como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca que actúa contra los desahucios inhumanos e injustos provocados por la especulación financiera; el movimiento Democracia Real Ya germen de denuncias y propuestas alternativas extendido por las aulas de las universidades, los barrios de las ciudades y en todos aquellos lugares en los que haya un grupo de personas dispuesto a reunirse para pensar, debatir y proponer; y el movimiento 15M organizado en serias comisiones de trabajo demostrando que “los perroflauta” – hombres y mujeres de diferente edad y condición social – no están dispuestos a que los poderes que gobiernan el mundo les roben la dignidad.

Ellos compartirán mesa con nosotros y nosotras este próximo viernes 25 de mayo, para poner en común su proceso, su momento y sus objetivos de futuro. Los avances y retrocesos de la sociedad dependen de la participación e implicación de todos y todas nosotras, ellos y ellas desean que sus Propuestas Transformadoras de un Sistema que no da Respuesta a las Necesidades Humanas, se enriquezcan y complementen con las aportaciones de todas las personas asistentes al 133 Foro para el Diálogo y la Expresión de Nuevas Utopías de Amayuelas. Ese es el reto  de esta nueva convocatoria.
Os esperamos.

PROGRAMA:
 
VIERNES 25 de MAYO:

16:30 h.- Comienzo del Curso de Iniciación a la Apicultura
20:30 h.- 133º Foro para el diálogo y la expresión de nuevas utopías

SABADO 26 y DOMINGO 27 DE MAYO:
Continuación con el curso

INFORMACIONES VARIAS:

* Para reservar cena y alojamiento  del viernes: Tf-979154161 – e.mail: amayuelas@nodo50.org

* Para los interesados en la compra de productos ecológicos, la distribuidora “Cesta Eco-Lógica” permanecerá abierta desde las 19:30 horas hasta la hora de comienzo del Foro.
Para ver los productos que se ofertan y hacer pedidos, ver la página web: www.amayuelas.es. También podéis hacer un pedido previo por teléfono o e.mail y recogerlo el día del foro.


9 comentarios

ESTO NO ES CREIBLE

Ángel López Contreras ( Morgan)

 

 

 

Estas letras van dedicadas a mi amigo Raul. Nuestra amistad se contaba por Semincis y con el crecí como espectador de cine. Juntos conocimos a directores de la talla de Egoyan o Winterbotton desde sus primeras películas.
Le fascinaba que Clint Easwood en época actual hiciera clásicos al estilo de los que filmó Jonh Ford hace muchos años. Nunca se cansaba de hablar de “Centauros del desierto”.

Cartel de la película “centauros del desierto”

Como no pude ver “También la lluvia” en la última Seminci, nunca llegué a decirte que estaba de acuerdo cuando decías que ahora el mejor cine combativo de Ken Loach lo hace Iciar Bollain.
Raul nunca había estado malo, estaba encantado de empezar una nueva vida en Badajoz, con su plaza recién sacada andaba despidiéndose de amigos y compañeros con comidas y cenas.
Tres días antes de incorporarse, se levantó, se tomó un café y sus 42 años cayeron fulminados por un infarto. Su muerte la habría filmado su admirado Scorsese. Si me gustara el 3D me pondría las gafas para que esto fuera ficción, pero por desgracia siempre me gustó que corriera el aire entre la butaca y la pantalla.

“uno de los nuestros” de Martin Scorsese

Recuerdo esas largas conversaciones con muchas cañas después de haber estado toda la tarde viendo películas y como nos reíamos con los tópicos de la gente al salir del cine, uno de ellos era la típica frase “esto no es creible”. Si ficcionamos la última semana de su vida, seguramente la gente diría que la película está muy bien, pero esa muerte no es creíble.
Como eras un conversador exquisito, nos duele a los que te conocíamos no poder volver a alternar contigo y repasar toda la actualidad. Sobran las palabras, la vida ha sido injusta y cruel contigo.
Me quedo con un primer plano tuyo imitándome y riéndote cada vez que te echaba la bronca porque no contestabas mis mensajes.

"De dcha a izda: Chelo, Raúl, Paíno, Morgan, Nélida y Mario."


Deja un comentario

Los que no salen en la foto

PATENTE DE CORSO – Arturo Pérez Reverte

leido en: http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/591/los-que-no-salen-en-la-foto/

XLSemanal – 11/4/2011

Arturo Pérez Reverte

También están ellos. Y ellas, como diría algún ministro imbécil. Los que no fueron a buscar nuevos campos de batalla para sus empresas. La pobre y maltrecha infantería que no es fiel sino a sí misma; y eso sólo cuando puede. Los mercenarios en busca de un amo que les dé de comer, sea quien sea: cualquiera que asegure dos mil euros al mes y un futuro a corto o medio plazo. Los que no se van con ademán heroico sino por la puerta pequeña, discretamente, dejando atrás a padres, madres y novios que los echan de menos. Alejándose para mucho tiempo de la gente querida, a la que, muy de vez en cuando, visitan en vacaciones cada vez más cortas, sabiendo que no podrán estar con ellos cuando vayan al hospital, o mueran; y a los que, si alguien avisa con tiempo, quizá lleguen a acompañar en su entierro. Aunque también puede ocurrir que haya suerte, y los padres, o el perro que acompañó su vida durante diez o doce años, esperen a morirse cuando están en casa, de vacaciones.

Se llaman María, Noemí, Héctor, Manolo. Tienen cerca de cuarenta años, se fueron de España hace tres o cuatro, y no salen en los dominicales de los diarios: en esos patéticos reportajes dedicados a convencernos de lo orgullosos que debemos sentirnos de que el mundo esté salpicado de jóvenes españoles que se buscan la vida fuera. A su edad no son tan fotogénicos. No lucen posando con bata de laboratorio en Oslo, con gorro de cocinero en Berlín, con camiseta de baloncesto en Nueva York. Ni siquiera valen para la foto en EPS o XLSemanal de camarero guapo y veinteañero que friega platos, sólo de momento, en un local de moda de Londres o Nueva York; entre otras cosas porque ni son veinteañeros ni guapos, y cuando friegan platos o sirven mesas, a su edad, puede ser para toda la vida. Son seres vencidos sin segunda oportunidad, que saben lo seguirán siendo, sin remisión. Sin otro anhelo que no ir a peor. No ir a menos.

Por ahí afuera andan, a miles. Su generación ni siquiera es la de los aeropuertos, el ordenador portátil y el hotel barato, a la caza de mercados aunque sean modestos. La suya es la del billete de ida, de las hipotecas imposibles de pagar. La generación engañada por el espejismo y la irresponsabilidad de quienes pudieron hacer un país culto, trabajador y decente, y no lo hicieron. De quienes, respaldados en las urnas por ilusiones y sueños de futuro, tenían la obligación de encauzar esto y no supieron, o les importó una mierda; y ahora siguen ahí, impasibles, cobrando el sueldo del partido, trincando los favores hechos a compadres. Sin que nadie les diga fue por tu culpa, cabrón. Sin que nadie, al cruzárselos cuando salen del restaurante de lujo o de dar conferencias, con esa cara de cerdos que les han puesto los años, la pasta, el estatus y el coche con chófer que nunca perdieron, les parta la cara.

 Sus víctimas se fueron, eso es todo. Sin hacer ruido, como digo. Fueron cuarenta en clase del instituto y doscientos en el aula de la facultad, y todo para conseguir un título universitario que a nadie importa un carajo. Que nadie les dijo que no sacaran. Los sentenciaron a la cola del paro y les preguntaron mil veces, cuando eran mujeres, si estaban embarazadas o tenían hijos, en grotescos simulacros de entrevistas de trabajo. Por su edad les habría correspondido agachar la cabeza, aceptar mil euros al mes, cerrar la boca, poner el culo -o el coño- y desangrarse con la hipoteca del piso y las letras del coche, como todo cristo. Tragar y sobrevivir once meses soñando con el duodécimo de vacaciones baratas en Cancún. Se trataba de eso, o de tener el coraje, la desesperación, de organizarse con sus iguales para incendiar esta España de mierda. Para conseguir, al menos, que los culpables tuviesen miedo o lo pagasen caro. Pero eso resulta más fácil escribirlo que hacerlo; así que optaron por lo razonable: largarse de aquí. Alejarse, sacudiendo de los zapatos el polvo de este paraje ingrato, envidioso y miserable, históricamente enfermo. De esta ruin madrastra y sus turbios, desvergonzados, impunes secuaces. Por eso están fuera, y no volverán si pueden evitarlo. Hicieron lo más difícil, que fue saltar al vacío, echarse el macuto al hombro, internarse en territorio hostil, desconocido. Se buscaron la vida lo mejor que supieron, y así sobreviven, comen caliente, rehacen como pueden sus maltrechas vidas. Ni siquiera pretenden ya reconciliarse con esta triste España que los echó a patadas. Si van a morirse lejos, tan solos como viven, por ellos puede pudrirse esta mala perra.


Deja un comentario

“Estamos en manos de delincuentes”

Vídeo : “Estamos en manos de delincuentes” – Arcadi Oliveres, Catedrático en la U.A de Barcelona

No está mal recordar en qué mundo vivimos : “Conferencia de Arcadi Oliveres, Doctor en Ciencias Económicas y experto en economía mundial. En este caso habla de dirigentes corruptos, entidades corruptas, el fraude fiscal que los ricos cometen en España, las guerras y el tráfico de armas y de drogas.”

Arcadi Oliveres se licencia en Ciencias económicas el año 1968 en la Universidad de Barcelona. El 1993 se doctora presentando una tesis sobre el ciclo de la economía de defensa y consigue una plaza de profesor titular del departamento de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Experto en relaciones norte-sur, comercio internacional, deuda externa y economía de defensa, imparte también numerosas clases a nivel de maestría y posgrado en temáticas relativas a cooperación y desarrollo. Colabora habitualmente en diferentes movimientos sociales y cristianos, así como en diversas publicaciones solidarias, y participa también en numerosas mesas redondas y conferencias sobre relaciones norte-sur y desarme.

Ya en su época de estudiante demuestra un gran compromiso con la libertad, la democracia, y el autogobierno de Catalunya, participando en las asambleas clandestinas del Sindicat Democràtic d’Estudiants y en la caputxinada de marzo del 1966, así como en la Assemblea de Catalunya.

El 1974 empieza a participar en la organización internacional católica Pax Christi dedicada a la promoción de la paz y la reconciliación entre los pueblos. En 1981 empieza a militar en la Associació Justícia i Pau de Barcelona, dedicada a la promoción de los derechos humanos y la paz, organización que preside desde 2001.

Ha colaborado habitualmente en las revistas Canigó i Serra d’Or y el Diari de la Pau, y ha participado en más de 60 libros o publicaciones.

Es igualmente un defensor del decrecimiento.[1]