"Concejo abierto"

un espacio en internet para la información interactiva, la participación, el debate y la creación. "Donde se confunde lo local con lo global…"

El camino hacia la negra provincia

1 comentario


HISTORIA / ‘La Guerra Civil en León’

Secundino Serrano y Wenceslao A. Oblanca publican ‘La Guerra Civil en León’, con nuevos datos e imágenes

http://www.la-cronica.net/2009/12/31/vivir/el-camino-hacia-la-negra-provincia-63063.htm

Fulgencio Fernández / León

La Legión Cóndor tuvo una presencia relevante en la vida cotidiana de León, según recoge el libro.

Pensamos que también aquellas provincias que no están catalogadas como centrales en la Guerra Civil y sus consecuencias, como puede ser el caso de León, tienen derecho a conocer su historia, incluidos aquellos episodios que puedan resultar perturbadores para algunos ciudadanos. Más aún teniendo en cuenta las posibles medidas de favor con los represaliados que contempla la Ley de Memoria Histórica’’. Así explican los historiadores Secundino Serrano y Wenceslao Álvarez Oblanca el libro que estos días acaban de poner en las estanterías de las librerías: ‘La Guerra Civil en León’, un completo estudio de aquellos años crueles que ve la luz en una cuidada edición de Edilesa.

En la propia explicación de Serrano y Oblanca aportan algunas de las claves de esta obra. La fundamental es que viene a llenar un claro vacío, el de la falta de estudios profundos y metódicos sobre la Guerra Civil en León y el hecho inevitable de que algunos datos puedan resultar perturbadores. Así, por ejemplo, una de las aportaciones del libro es la publicación de la lista completa de fusilados y represaliados en la provincia.

También acaba el libro con un tópico, el de que León no tuvo prácticamente ningún protagonismo ‘nacional’ en la Guerra Civil. ‘‘No fue así exactamente, los leoneses tuvieron un especial protagonismo en la España de la guerra y la posguerra. En el primer caso, a través de su participación en la llamada insurrección de 1934, uno de los episodios centrales de la II República. En el segundo caso, la aportación leonesa se refiere a la lucha armada antifranquista, conocida popularmente como maquis, que tuvo en la región berciana el solar de la primera organización guerrillera de la posguerra, la Federación de Guerrillas de León-Galicia’’. De hecho, un riguroso estudio sobre el llamado Frente Norte es otra de las principales aportaciones de esta ‘Guerra Civil en León’ en el sentido de episodios poco conocidos. Pese al título de ‘La Guerra Civil en León’ el libro no se centra en estas fechas (1936-1939). Describe y evalúa los años cruciales de la provincia en el siglo pasado, y lo hace con el rigor y la solidez de los documentos, los testigos más fiables para conocer un episodio altamente politizado. Pero no solamente estudia el tiempo estrictamente bélico (1936-1939) sino que amplía el marco histórico con el fin de explorar el devenir republicano y también las consecuencias del conflicto.De hecho, el punto de partida es la República, aquellos años de esperanza. ‘‘León era en 1931 una ciudad ligeramente republicana, ilustrada y plural. Un lugar que anudaba esbozos de progreso y promesas de bienestar. Parecía como si al fin hubieran triunfado los ideales de la Institución Libre de Enseñanza, simbolizados en Sierra Pambley y su programa de redención laico: educación para todos, justicia social en vez de caridad, progreso económico. A pesar del atraso secular de la provincia, pespunteada de pobreza, las circunstancias de aquel tiempo invitaban al optimismo: coincidían una burguesía minoritaria pero moderna y preocupada por las clases menos favorecidas, un mapa provincial esmaltado de escuelas y un territorio con recursos diversificados aunque necesitado de inversiones’’.

14 de abril de 1931

Esa fecha es el punto de partida. El primer capítulo empieza con el anuncio de la República en la ciudad de León, en un clima de fiesta y esperanza, subrayando además un aspecto anecdótico pero noticiable: en la villa de Sahagún se proclamó la República el 14 de abril de 1931, a las 7:30 de la mañana, una hora después de que hiciera lo propio la villa guipuzcoana de Eibar. Sahagún y Eibar se adelantaron a Barcelona (Companys lo hizo a las 13:30) y Madrid (Alcalá Zamora, a las 20:15).

Con el 14 de abril de 1931 como punto de referencia, el libro va reflejando la evolución y la involución que se producen en una provincia en la que existía un desajuste entre una capital de poderosa tradición republicana, con un alto nivel educativo, y un medio rural mayoritario y conservador, atravesado por el analfabetismo y el control ideológico del clero. Algunas comarcas mineras, con sus peculiaridades económicas y políticas, aparecían como un tercer elemento en la configuración política del León de los años treinta del pasado siglo. Un lugar que anudaba esbozos de progreso y promesas de bienestar. Parecía como si hubieran triunfado los ideales de la Institución Libre de Enseñanza, simbolizados en Sierra Pambley y su programa de redención laico: educación para todos, justicia social en vez de caridad, progreso económico.

 Golpe de Estado

La Guerra Civil se constituyó como el eje central del libro, y su estudio introduce una serie de factores que impugnan los tópicos al uso y aporta además noticias de una geografía, el frente Norte, no excesivamente conocida y poco transitada en los manuales sobre la guerra. Al abrigo de Asturias, el norte de León vivió una guerra difícil, aislados del grueso del territorio republicano, manejándose entre una autonomía que no deseaban y la constatación de que su aislamiento sólo podía conducirlos a la derrota. Un territorio ‘feudal’ que se vio obligado hasta a emitir moneda propia.

En 1936, señalan los autores, ‘‘el León tradicional, la negra provincia, había aniquilado los deseos de cambio. Con el golpe de Estado y la guerra regresaron el fanatismo, la ignorancia y la ética de mínimos. El cambio de régimen golpeó sin piedad a la élite local en beneficio de los mediocres y los cínicos. Los hombres honrados y cabales, industriosos y tolerantes de la tradición institucionista fueron reemplazados, después del triunfo de los sublevados, por los vicarios de un régimen ominoso, manejado por caciques de correaje y garrote, militares desleales que trataban a sus conciudadanos como soldados vencidos de un Ejército extranjero, y un clero intolerante más interesado por sus rentas y privilegios que por la dicha espiritual de sus fieles’’. Son contundentes en el análisis de la situación. ‘‘Con la guerra, León se convirtió en territorio de devastación. Como si durante el periodo republicano –una época apenas sin incidentes en la provincia– se hubieran profanado todos los principios de la España eterna, la victoria de los sublevados alimentó un programa de exterminio contra la aristocracia del mérito y la inteligencia. Muertes. Depuraciones. Saqueos económicos. Y, equidistancias al margen, la represión en León la desencadenó un solo bando, el de los vencedores, una represión desproporcionada, al, asimétrica. La tierra leonesa se transformó en un cementerio sin lápidas, y los vivos se encontraron en la disyuntiva de la adhesión incondicional’’.

Anuncios

Autor: trapote

empresario de turismo rural en el Bierzo.

Un pensamiento en “El camino hacia la negra provincia

  1. Hola, Secundino Serrano y Wenceslao Álvarez Oblanca, creo que hace años usé uno de tus libros, Secundino, en una conferencia en Corvalis, Oregon sobre las actividades de los maquis y ahora, Wenceslao, acabo de ver en el Diario de León (04/09/2005) tu referencia a uno de mis antepasados Tejerina, sobre quien yo escribí en un ensayo de genealogía familiar. Me gustaría tener vuestro email. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s