"Concejo abierto"

un espacio en internet para la información interactiva, la participación, el debate y la creación. "Donde se confunde lo local con lo global…"

TRAS EL MURO DE BERLÍN, EL DE PALESTINA

Deja un comentario


 

http://www.reporterodelahistoria.com/2009/11/tras-el-muro-de-berlin-el-de-palestina.html      Posteado por JMM a las 1:06 PM . domingo 8 de noviembre de 2009.

El Reportero de la Historia “Hoy me he levantado reaccionario, así que reacciono dándole a la tecla” (Arturo Pérez-Reverte)

Veinte años después de la caída del muro de Berlín, los palestinos han lanzado la campaña “Unidos Contra el Apartheid” con la esperanza de que la barrera que construye Israel en la Cisjordania ocupada sea la próxima en caer.

 

Veinte años después de la caída del muro de Berlín, los palestinos han lanzado la campaña

“El mundo no puede aceptar en el siglo XXI que Israel construya un muro del apartheid tres veces más grande que el de Berlín y dos veces más alto”, dijo a Efe Yamal Yuma, de la ONG “Contra el Muro”. Esta organización celebrará múltiples actos a lo largo de la próxima semana para recordar al mundo que el territorio de Cisjordania está marcado por una cicatriz de hierro, alambre y hormigón que divide y fragmenta las tierras palestinas, separando a sus habitantes y, en algunos casos, impidiéndoles el paso a sus cultivos. >>> Seguir Leyendo… >>> Los actos se iniciaron el viernes, cuando un grupo de activistas colocó una barrera de poliestireno en la localidad de Bilín, escenario de protestas semanales contra el muro, en la que se leía: “Berlín, 1989. Palestina, ?”. El parapeto fue desmantelado por soldados israelíes, que cada viernes se enfrentan a los manifestantes en Bilín con gases lacrimógenos, bombas de estruendo y balas de acero recubiertas de caucho. El próximo jueves, activistas locales e internacionales echarán abajo una pequeña réplica del muro alemán en el pueblo de Al Masara (cerca de Belén) y harán un llamamiento a la comunidad internacional para que abrace la campaña que promueve el boicot, la desinversión y las sanciones a Israel hasta que este país la derribe. En los próximos días se realizarán en todo el mundo acciones de solidaridad y denuncia de la polémica barrera, con proyecciones de películas, conferencias y mesas redondas en Europa, Norteamérica, Australia y países latinoamericanos como Colombia, Chile, Argentina y Paraguay. “Una veintena de países se movilizarán esta semana para recordar al mundo que los muros, el racismo y el apartheid cayeron en el siglo XX y para proclamar que no podemos iniciar el siglo XXI con muros como el que está construyendo Israel”, indica Yuma. El activista palestino denuncia que la barrera “confiscará parte de las tierras de Cisjordania y dejará a los palestinos encerrados y fragmentados en tres cantones principales subdivididos en diferentes enclaves incomunicados”. Hasta ahora y según datos de la ONU, Israel ha completado algo más de 400 de los 710 kilómetros previstos de la divisoria, de los que el 85 por ciento estará construido dentro del territorio cisjordano y sólo un 15 por ciento transcurrirá por la Línea Verde, la frontera imaginaria aceptada internacionalmente tras la primera guerra árabe-israelí de 1948-49. “El muro ha dejado ya a 97 comunidades palestinas completamente aisladas: rodeadas por tres flancos por el muro, o por el muro, una colonia judía y las carreteras del apartheid (por las que sólo pueden circular vehículos con matrícula israelí)”, explica Yuma. Además, la barrera aisla Jerusalén Este de Cisjordania, lo que “deja a 360.000 palestinos desconectados de su pueblo y rodeados por un muro de 181 kilómetros. Esto impedirá cualquier acuerdo para la creación de un Estado palestino”. También, asegura, deja a Cisjordania sin sus recursos hídricos y sin sus principales tierras agrícolas, como el valle del Jordán, desconecta a las comunidades y dificulta el acceso a escuelas, universidades e incluso a los hospitales. Israel empezó en el año 2002, durante la Segunda Intifada, a levantar lo que denomina “la valla de seguridad”, que en la mayor parte de su trazado es una alambrada pero que, a su paso por los núcleos urbanos, se convierte en un muro de hormigón de ocho metros de altura. El Ejército israelí considera que ésta es imprescindible para garantizar la seguridad e impedir la entrada en su territorio de terroristas palestinos y argumenta que desde que existe el número de atentados en su territorio ha disminuido drásticamente. Por ello, continúa con su construcción haciendo caso omiso al dictamen no vinculante del Tribunal Internacional de Justicia, que en 2004 declaró la barrera ilegal. Vía: Informativos Telecinco.com años después de la caída del muro de Berlín, los palestinos han lanzado la campaña “Unidos Contra el Apartheid” con la esperanza de que la barrera que construye Israel en la Cisjordania ocupada sea la próxima en caer. “El mundo no puede aceptar en el siglo XXI que Israel construya un muro del apartheid tres veces más grande que el de Berlín y dos veces más alto”, dijo a Efe Yamal Yuma, de la ONG “Contra el Muro”. Esta organización celebrará múltiples actos a lo largo de la próxima semana para recordar al mundo que el territorio de Cisjordania está marcado por una cicatriz de hierro, alambre y hormigón que divide y fragmenta las tierras palestinas, separando a sus habitantes y, en algunos casos, impidiéndoles el paso a sus cultivos. >>> Seguir Leyendo… >>> Los actos se iniciaron el viernes, cuando un grupo de activistas colocó una barrera de poliestireno en la localidad de Bilín, escenario de protestas semanales contra el muro, en la que se leía: “Berlín, 1989. Palestina, ?”. El parapeto fue desmantelado por soldados israelíes, que cada viernes se enfrentan a los manifestantes en Bilín con gases lacrimógenos, bombas de estruendo y balas de acero recubiertas de caucho. El próximo jueves, activistas locales e internacionales echarán abajo una pequeña réplica del muro alemán en el pueblo de Al Masara (cerca de Belén) y harán un llamamiento a la comunidad internacional para que abrace la campaña que promueve el boicot, la desinversión y las sanciones a Israel hasta que este país la derribe. En los próximos días se realizarán en todo el mundo acciones de solidaridad y denuncia de la polémica barrera, con proyecciones de películas, conferencias y mesas redondas en Europa, Norteamérica, Australia y países latinoamericanos como Colombia, Chile, Argentina y Paraguay. “Una veintena de países se movilizarán esta semana para recordar al mundo que los muros, el racismo y el apartheid cayeron en el siglo XX y para proclamar que no podemos iniciar el siglo XXI con muros como el que está construyendo Israel”, indica Yuma. El activista palestino denuncia que la barrera “confiscará parte de las tierras de Cisjordania y dejará a los palestinos encerrados y fragmentados en tres cantones principales subdivididos en diferentes enclaves incomunicados”. Hasta ahora y según datos de la ONU, Israel ha completado algo más de 400 de los 710 kilómetros previstos de la divisoria, de los que el 85 por ciento estará construido dentro del territorio cisjordano y sólo un 15 por ciento transcurrirá por la Línea Verde, la frontera imaginaria aceptada internacionalmente tras la primera guerra árabe-israelí de 1948-49. “El muro ha dejado ya a 97 comunidades palestinas completamente aisladas: rodeadas por tres flancos por el muro, o por el muro, una colonia judía y las carreteras del apartheid (por las que sólo pueden circular vehículos con matrícula israelí)”, explica Yuma. Además, la barrera aisla Jerusalén Este de Cisjordania, lo que “deja a 360.000 palestinos desconectados de su pueblo y rodeados por un muro de 181 kilómetros. Esto impedirá cualquier acuerdo para la creación de un Estado palestino”. También, asegura, deja a Cisjordania sin sus recursos hídricos y sin sus principales tierras agrícolas, como el valle del Jordán, desconecta a las comunidades y dificulta el acceso a escuelas, universidades e incluso a los hospitales. Israel empezó en el año 2002, durante la Segunda Intifada, a levantar lo que denomina “la valla de seguridad”, que en la mayor parte de su trazado es una alambrada pero que, a su paso por los núcleos urbanos, se convierte en un muro de hormigón de ocho metros de altura. El Ejército israelí considera que ésta es imprescindible para garantizar la seguridad e impedir la entrada en su territorio de terroristas palestinos y argumenta que desde que existe el número de atentados en su territorio ha disminuido drásticamente. Por ello, continúa con su construcción haciendo caso omiso al dictamen no vinculante del Tribunal Internacional de Justicia, que en 2004 declaró la barrera ilegal. Vía: Informativos Telecinco.com

Anuncios

Autor: trapote

empresario de turismo rural en el Bierzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s